Videos de Misterio Canal

Loading...

jueves, 4 de abril de 2013

Magnate ruso invita a la ONU a crear una neohumanidad de cíborgs inmortales

04 de April de 2013 | Un joven magnate ruso encabeza un grupo de científicos que firmaron una carta dirigida al secretario general de la ONU en la que lo invitan a unirse al proceso de creación de la neo humanidad y de consecución de la inmortalidad.



El empresario ruso Dmitri Itskov es el impulsor de un proyecto que se dedica al desarrollo de una nueva forma de vida basada en "cíborgs" o "avatares". En una carta abierta firmada por una veintena de científicos, activistas sociales y empresarios de distintos países, Itskov invita a Ban Ki-moon a participar en el congreso Global Future 2045 en junio de 2013 en Nueva York.

Para evitar la "degradación" de la civilización, los participantes del congreso proponen una estrategia para alcanzar una nueva etapa de la historia, la neohumanidad. Para eso, en primer lugar será necesario, entre otras cosas, seguir desarrollando las tecnologías de creación de "cuerpos artificiales" y de "sistemas cerebro-ordenador para el control mental de los avatares".

En el futuro más cercano, esas tecnologías se utilizarían para "rehabilitar a minusválidos y sustituir a las personas a la hora de desempeñar actividades peligrosas o en misiones de rescate", por ejemplo.

Pero dentro de unos treinta años, los científicos podrían encontrar maneras de mantener el cerebro humano en funcionamiento sin que este dependa del cuerpo biológico.
Itskov admite incluso que para 2045 será posible implantar no el cerebro, sino la conciencia misma, a un cuerpo artificial.
De esta manera, la neohumanidad podría viajar a zonas del universo donde la vida terrestre no es posible e incluso alcanzar la inmortalidad, según el mensaje a Ban Ki-moon.

Así, el magnate mediático ruso, de solo 32 años de edad, pretende empezar a crear con la ayuda de las altas tecnologías "una civilización con elevados valores éticos, culturales, espirituales"

No hay comentarios:

Publicar un comentario